jueves, 4 de noviembre de 2010

El juicio final 1º parte

Quedan más o menos dos minutos para que comienze el juicio y estoy que no puedo más. El jurado entero me estaba esperando dentro de la sala, pero mi madre me había dicho que  hasta que el ángel guardián no me diese la entrada, yo no me moviese. Y eso hice. Me mantuve quieto hasta que un gran ángel de dos metros o algo así se presentó ante mi portando un arco y dos flechas.


Las puertas se abrieron, y al entrar, me quedé sin palabras. La sala era enorme: el techo era cielo puro y te daba una sensación de libertad increíble. Miré a mi alrededor y los dos laterales tenían unas especies de bancos que supuse servían para que la gente se sentase. En medio de la sala se encontraba el estrado, por encima de todo. A su alrededor había seis mesas con sillas, tres en un lado y tres en el otro. En cada mesa se encontraban:

En las dos puntas, dos mujeres igualitas. Eran rubias y solo tenían un ojo.
Al lado de la mujer de la derecha, había un centauro muy robusto. Me miraba como intentando darme miedo. Y en el otro lado había un pequeño ángel. Era un niño, parecía un bebé, pero mi madre me dijo que el era el muy famoso Cupido, y en el otro, un ángel normal. Vestía de blancon total y su aureola brillaba tanto como el sol.

Residiendo todo, se encontraba un viejo amigo: Dios. Estaba vestido de blanco y su pelo le cubría su cara. Entonces dio dos golpecitos a la mesa con un martillito y dijo:

-¡Comienza la vista de ascenso al cielo de Steve Paterson!


Esta es la continuación de Viaje hasta el cielo.

8 comentarios:

  1. Woaa, muy original vision del juicio final n_n Me agrado lo de meter cosas como 'jurado' y 'sala'. Saludines (:

    ResponderEliminar
  2. saludos... felicitaciones por el trabajo ♥

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy bueno! Ya me imagino el juicio si realmente estuvieran todos esos seres xD

    Una pregunta, ¿Esto es algo así como la continuación de tu historia anterior Viaje Hasta El Cielo?

    ¡Saludos! :D

    ResponderEliminar
  4. http://eselreflejodelespejo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. jo, pensé que el Dios de tu historia sería diferente :)
    yo siento la libertad en la cima de una montaña, es una sensación maravillosa.

    unbesiito.

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado.. y es que desde el titulo me llamo la atencion.

    Besos lunaticos

    ResponderEliminar

Por favor, comenta y te respondere. Si eres nuevo en el blog, entonces te seguiré y comentare.
Gracias